Exit Music | Radiohead en Argentina » Philip Selway sobre “The Bends”

Philip Selway sobre “The Bends”

image0036¿Podrías describir el estado mental en el que estaba la banda luego de la gira de Pablo Honey y el éxito masivo de “Creep”? ¿Cuál fue la actitud de la banda al comenzar a trabajar en The Bends?
Creo que cuando comenzamos a trabajar en The Bends nos sentimos como si hiciéramos una pausa para respirar. Habían pasado tantas cosas durante la era Pablo Honey – la grabación, la gira y todo eso – y además de eso, “Creep” logrando lo que logró. Sentimos que todo se movía muy rápido para nosotros. Pasamos de tocar en el Reino Unido en una pequeña camioneta a shows en grandes estadios en Estados Unidos en solo un par de meses. Sentíamos que debíamos ponernos al mismo nivel. Era bastante intimidante para nosotros, pero también muy emocionante, sin dudas. Pero cuando comenzamos a grabar The Bends, nos sentimos como si todo estuviera tranquilo. Zapábamos y componíamos en Oxford, en nuestra casa, por lo que se sentía como algo conocido. Es algo que hemos hecho por años, juntarnos y encerrarnos en un estudio para componer y arreglar material. Personalmente, sentí que nos estábamos reconectando con nosotros mismos luego de estar un territorio muy desconocido.

¿Tuvo influencia en la grabación de The Bends el éxito de “Creep”? ¿Trataron concientemente de distanciarse de él?
“Creep” nos hizo muchos favores. Nos dio mucho espacio en términos de como se dirigía a nosotros nuestro sello. Pero creo que, en términos creativos, cada canción ha sido una reacción a la anterior; así trabajamos. Así que quizá no fue una reacción específica a “Creep”, sino a llegar a cierto punto en el que habíamos tocado el material de Pablo Honey … habíamos hecho lo mismo por un par de años, y había otras ideas emergiendo. Además, nuestra musicalidad se había desarrollado hacia el final de ese período. Básicamente creo que estábamos ansiosos de probar algo nuevo en ese momento. Creo que nuestro desarrollo como músicos alimentó eso.

El britpop se había convertido en algo grande en Gran Bretaña en ese momento. ¿Quiso su sello empujarlos a adoptar ese estilo?
No nos sentíamos cómodos en eso y además pasamos mucho tiempo fuera del Reino Unido en ese momento, por lo que nunca tuvimos presencia en ese movimiento. Volviendo a 1994, el año en que grabamos The Bends, ese fue el primer año que tocamos en Glastonbury. Estuvimos en el escenario secundario y si miras el cartel de ese año, nos verás a nosotros, a Blur, Oasis y Pulp. Estábamos entre los estandartes del movimiento del momento y creo que, en ese contexto, mostramos la variedad de lo que estaba pasando en el Reino Unido en ese momento. Pero no creo que estuvieramos dentro del movimiento en absoluto, más allá de una posición de moda. Así es como siempre ha sido. Nosotros siempre nos quedamos en Oxford de todos modos; siempre nos quedamos en las provincias como banda, de alguna forma forjando nuestro propio camino.

¿Cómo decidieron llamar a John Leckie para producirlos?
Fue una sugerencia que nos pareció interesante.En ese momento, estábamos al tanto de la variedad de material que había producido; tiene trabajos muy eclécticos en su cuenta. Había trabajado en algunos álbumes que nos gustaron mucho, y también había trabajado con Stone Roses. Pero en ese momento la idea era más reunirnos con él, ver que tan abierto mentalmente era, qué tan relajado era. Nosotros todavía eramos un poco inexpertos y quizá sentirnos seguros al trabajar con alguien tan musical y con experiencia variada que no lo desaliente nada nos daba una base segura sobre la que trabajar. Nos tomó un tiempo llegar allí. Las primeras sesiones probablemente fueron bastante tensas desde nuestra perspectiva, pero llegamos allí y John nos guió durante el proceso. Fue fantástico trabajar con él.

¿Por qué crees que las primeras sesiones fueron un poco tensas?
Por un número de razones probablemente. Teníamos muchas expectativas en lo que podíamos hacer en ese momento. Creo que todavía no teníamos mucha experiencia en el estudio, por lo que nuestras habilidades allí no estaban al nivel en ese momento. Y creo que quisimos ser ambiciosos con ese álbum. Fue un poco de todo eso, además de sentirnos un poco frustrados con nosotros mismos durante las primeras sesiones; todo eso se veía en lo que hacíamos en ese momento. Pero era parte del proceso; era algo por lo que teníamos que pasar para llegar a las versiones buenas de los temas.

¿Fue durante las sesiones de The Bends cuando conocieron a Nigel Godrich, no?
Exacto. Comenzamos a trabajar en los estudios RAK en Londres; allí hicimos las primeras sesiones. Un estudio fantástico, y Nigel trabajaba ahí como ingeniero. Había pasado por el sistema de pasantías de entrenamiento allí, así que sabía muchísimo en ese momento, además de tener mucha experiencia. Así que sí, el estuvo en esas sesiones. Un fin de semana que John se fue nos sugirió trabajar en algunas canciones con Nigel, algunos lados B y cosas así. Era como algo separado de las sesiones de ese momento. “Black Star” fue uno de esos lados B y lo que dio el puntapié a nuestra relación. Nuevamente, todo fue posible gracias a John Leckie.

image0016¿Hay algún momento que recuerdas que fue particularmente emocionante? Algo como cuando dices “oh, ¡esto realmente está funcionando!” ¿o algún otro momento destacable de las sesiones?
Cuando fuimos a un estudio que se llama Manor, no muy lejos de donde vivimos en Oxford. Juntamos nuestras cosas de RAK y nos fuimos de gira para tocar material nuevo en Nueva Zelanda y Australia y algunos shows en festivales en Europa continental. Se sintió un poco como si estuvieramos repasando el material como banda en esos shows; cuando volvimos a Manor, creo que las cosas se acomodaron bastante rápido. Canciones como “Bones” y “Bulletproof” se materializaron allí. Se sintió un poco como si estuvieramos reconectando como banda en esas sesiones. Pero hay otros momentos. Recordando un poco el paso por RAK, fue allí donde Thom interpretó lo que sería la base general de “Fake Plastic Trees”. Había ido a ver a Jeff Buckley esa noche y cuando volvió, interpretó “Fake Plastic Trees”. La presentación lo inspiró mucho. Cuando recuerdo escuchar eso, es un momento mágico. En ese momento, se sentía como un proceso muy, muy largo, pero al recordarlo, fueron solo cuatro meses de grabación probablemente, lo que no es tanto.

Claro, especialmente si se compara con el material que produjeron después.
(risas) Si, puedes decir eso ahora también.

¿Sintieron mientras componían el álbum que estaban grabando algo que la gente escucharía como un clásico?
No. No nos atrevíamos a hacer eso. Creo que simplemente estábamos tan inmersos en hacer el mejor álbum posible que no mirábamos más allá. Ese es mi punto de vista, de todos modos. Sentíamos que compenetrarnos en la música y hacer los mejores shows y arreglos eran una tarea suficientemente pesada. Definitivamente sentíamos que lo que hacíamos era bueno, cuando funcionaba, pero recién cuando tienes el producto final, masterizado y con un orden en los temas puedes comenzar a palpar lo que tienes como un álbum. Luego encaras el proceso de lanzamiento y todo lo que eso conlleva. Así que no, no teníamos idea del recibimiento que tendría.

Hablando del lanzamiento, este fue el primer álbum cuyo arte fue realizaco por Stanley Donwood, ¿no?
Si, así es.

¿Fue una decisión de Thom? ¿Cómo terminó Donwood incluido en el proceso?
Thom y Stanley habían estudiado arte juntos en la universidad y trabajaban bien juntos. Así que si, fue una sugerencia de Thom. Y obviamente esa dinámica entre Radiohead y Stanley es buena. Es allí donde toda la estética de Radiohead comienza a tomar forma.

¿Como sinteron la gira del álbum? ¿Hicieron shows tan grandes como para Pablo Honey?
Creo que nos mantuvimos en relativamente las mismas dimensiones que para Pablo Honey. Las presentaciones comenzaron a hacerse cada vez más grandes; para Pablo Honey, tocábamos como invitados de Belly y ahora éramos la banda principal. Pero creo que una de las mejores cosas de la gira de The Bends fue tocar como invitados de R.E.M. Eso nos abrió las puertas a una audiencia más grande. Y ellos eran brillantes. Nos pusieron bajo su responsabilidad y aprendimos muchisimo de ellos.

¿Cómo fue el recibimiento inicial del álbum?
Llevó tiempo en consolidarse. Una de las cosas que nos ayudó mucho fueron los videos. Los videos de “Just”, “Fake Plastic Trees” y “Street Spirit (Fade Out)” fueron los que consagraron el álbum, y en conjunto con la gira, nos fuimos metiéndo en la cabeza de la gente. Creo que después de Pablo Honey, correctamente o no, pensaban que éramos un one-hit-wonder y que teníamos que trabajar mucho. No recuerdo las primeras críticas, pero nos impulsaron a seguir trabajando; no todas eran igualmente positivas desde el comienzo.

Una facción de fans de Radiohead considera The Bends como su punto más alto y estaría feliz de escuchar más de esos temas en conciertos o cosas así. ¿Cómo se sienten al respecto?
Yo no me siento desconectado de esas canciones en lo más mínimo. Creo que hasta algunas canciones funcionaron muy bien en la última gira. Es decir, tocamos “Planet Telex” y “Street Spirit” y “Fake Plastic Trees”. Todavía las sentimos como parte del repertorio de Radiohead. Pero hemos escrito mucha más música en el interín y todo forma parte de eso. No creo que lo veamos como The Bends, sino como parte de la lista más amplia de la que nos servimos.

artículo original publicado por StereoGum, cedido amablemente para su traducción y publicación aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Wordpress Content Protection plugin