Exit Music | Radiohead en Argentina » Rajasthan tiene rock

Rajasthan tiene rock

(c) Ian Patrick

(c) Ian Patrick

El músico israelí Shye Ben Tzur hurga en la música del norte de la India junto a Jonny Greenwood.

Los músicos occidentales y los consumidores se han estado alimentando en base a una rica dieta de sonidos interculturales por un tiempo ya.
La “música del mundo” [world music] comenzó a convertirse en un género real hace aproximadamente 30 años, con una explosión dentro del mainstream en los 90, aunque se debe reconocer que los músicos de jazz – como por ejemplo el saxofonista y flautista americano Yusef Lateef y hasta Duke Ellington – comenzaron a explotar las costuras de la música africana y árabe décadas antes.

Por lo que no hay nada nuevo, per se, en cuanto a géneros en la colaboración en progreso entre el músico israelí Shye Ben Tzur y un montón de instrumentistas y vocalistas de la India, que se hacen llamar Rajasthan Express. Sin embargo, su último trabajo (el álbum doble Junun, lanzado por Nonesuch Records) es una experiencia cautivadora. Ben Tzur celebrará el lanzamiento en esta parte del mundo con un concierto en el anfiteatro Zappa Shuni cerca de Binyamina esta noche.

El álbum salió en Noviembre y Ben Tzur, que nació en Estados Unidos y vino a Israel junto a sus padres a los cuatro años, se ha presentado en muchos escenarios alrededor del mundo desde entonces. Junun ha tenido una buena recepción de parte de la audiencia y la crítica y recibió el premio de Album de Música del Mundo del Año de parte del Sunday Times y el periodista de arte veterano Clive Davis, de The Times, lo calificó como “un excelente ejemplo de cruce de fronteras”.

Ben Tzur se aseguró de tener toda la infraestructura firme y hasta trajo a bordo algunas personalidades de gran renombre, como el tecladista y guitarrista de Radiohead, Jonny Greenwood. Greenwood, cuya esposa es israelí, conoció el material de Ben Tzur en uno de sus viajes a esta parte del mundo.

“Él escuchó a alguien cantar diferentes tipos de canciones en un viaje al Negev, inclusive una de mis canciones”, explica Ben Tzur. El británico quedó sorprendido con lo que escuchó.
“Jonny le preguntó a alguien quién escribió esa canción y luego alguien me dijo que a Jonny le había gustado mi música y quería conocerme”.
No pasó mucho tiempo y ambos se conocieron.

Es sorprendente que Greenwood se haya adentrado en la música Sufi india a través de un músico israeló. Ben Tzur comentó que el británico está siempre a la búsqueda de algo nuevo.
“Una de las cosas más sorprendentes de Jonny es que, además de ser una estrella de rock y un músico de renombre, también es muy curioso. Siempre está escuchando lo que le llama la atención.
Nuestro primer encuentro surgió de esa curiosidad por la música”.

Naturalmente, la odisea del propio Ben Tzur por la música india también comenzó aquí, cuando se vió en un concierto de Hariprasad Chaurasia en el festival de Israel en los 90.
“La música en ese concierto me llegó”, recuerda. “Estaba interesado en la música desde pequeño y después de esa experiencia en Jerusalén, decidí que quería estudiar música india”.

El hombre cumplió su palabra y pasó la mayor parte de los últimos 15 años estudiando y ejecutando música en la India.

Si el nombre Ben Tzur te resulta conocido es porque quizá escuchaste algunas de las composiciones de su exitosa colaboración con el Rajasthan Express, Heeyam, que salió en 2003. El mismo fue sucedido por el más estratificado Shoshan, que tenía elementos de rock. Con Junun, Ben Tzur regresa a su segundo hogar, India, a lo grande.

Llevó algo de tiempo hasta que la sinergia anglo-israelí se alcanzó y rindió frutos creativos y sonoros.
“Nos encontramos, pero sin ningún plan de hacer algo juntos. Simplemente queríamos conocernos un poco”, recuerda Ben Tzur. Rapidamente ambos encontraron puntos en común, también en lo personal.
“Nos hicimos amigos”, continuó, “pero no pensamos en trabajar juntos. Después él vio nuestro show en Australia y nos mantuvimos en contacto”.

No se limitaron a intercambiar correos electrónicos, sino que eentualmente compartieron un escenario y la suerte se echó.

“Un par de años después nos presentamos en el Queen Elizabeth Hall de Londres y Jonny estaba presente como invitado. Fue genial y nos dimos cuenta de que debíamos hacer algo más significativo juntos”. Y así nació Junun.

Ambos protagonistas querían hacer de la confluencia un asunto vibrante y valioso.
“Pensamos en hacer algo juntos, pero no queríamos que sea solo entrar al estudio un día y salir con un álbum”, remarca Ben Tzur. “La idea era pasar tiempo juntos y hacer música juntos. Mucha de la música india nace en vivo, y su fuerza viene de su vitalidad y su fuerza. Por eso queríamos introducirnos en ese ambiente y grabar”.

El próximo paso fue encontrar una locación apropiada para la grabación, y Ben Tzur tuvo ayuda de alto nivel.
“Conocía al Maharaja de Jodphur [en Rajasthan], ya que había ido a alguno de mis shows, y le pregunté si conocía un lugar donde podamos reunirnos para grabar. Hay muchos lugares hermosos en Rajasthan. Él nos ofreció lugar en el Fuerte Mehrangarh en Jodhpur. Eso fue espectacular”.

El resultado sonoro y visual no está nada mal tampoco.

El productor de Radiohead, Nigel Godrich, se sumó rápidamente al proyecto y arregló el envío de accesorios y equipo de grabación al estudio ad hoc armado en el fuerte. Y mientras los músicos estaban concentrados en componer el álbum, el cineasta y viejo amigo de Greenwood, Paul Thomas Anderson, hizo un documental del proyecto, que se estrenó en el festival de Cine de New York en Octubre pasado y también se exhibió en el festival de DocAviv de Tel Aviv este año.

Los frutos de la colaboración de Ben Tzur y Greenwood son cautivantes.
Los elementos repetitivos de la música qawwali produce un efecto casi hipnótico, y todos los involucrados se sintieron claramente cómodos con el proyecto.
Todas las canciones (con letras en hebreo, hindú y urdu) fueron escritas por el israelí y, con Ben Tzur, Greenwood y los músicos del Rajasthan Express, la audiencia Suní debería experimentar un buen viaje.

Publicado originalmente por el Jerusalem Post.

Wordpress Content Protection plugin