Decks DARK

Then into our life, there comes a darkness
There's a spacecraft blocking out the sky
And there's nowhere to hide
You run to the back and you cover your ears
But it's the loudest sound you've ever heard
And all we trapped
rag doll cloth people
We are helpless to resist
Into our darkest hour

But it was just a laugh, just a laugh
Even at this angle
And so we crumble

a ten ton head
made of white sand
this dread circumference
You gotta be kidding me
The grass grows over me
Your face in the glass, in the glass
It was just a laugh, it was just a laugh
It's whatever you say it is
in split infinities

when you've had enough of me
sweet times

Oscuro como las plataformas

Y entonces, a tu vida llega una oscuridad
una nave espacial bloqueando el sol
y no hay donde esconderse
corres al fondo y te tapas los oídos
pero es el ruido más fuerte que jamás hayas escuchado
y todos nosotros atrapados
gente hecha de retazos de muñecas de trapo
no tenemos opción más que resistir
en nuestra hora más oscura

pero era una broma, solo una broma
incluso desde este ángulo
y nos deshacemos

una cabeza de diez toneladas
en el arena mojada
este círculo de miedo
tienes que estar tomándome el pelo
el pasto crece sobre mi
tu cara en el espejo, en el espejo
era solo una broma, solo una broma
es lo que digas que es
es infinidades divididas

cuando ya te has cansado de mi
dulces momentos

Notas

El tercer tema del noveno álbum de la banda parece un guiño a "Subterranean Homesick Alien", tercer tema de OK Computer, tanto por su atmósfera nocturna y psicodélica como por sus preocupaciones extraterrestres. En "Subterrranean Homesick Alien", Yorke desea ser abducido, pero en la sofocante "Decks Dark", la imagen de una nave espacial gigantesca que "oculta el cielo" causa malestar. "Aquí viene la oscuridad", piensa Yorke sobre un piano cristalino y sobre sampleado y los arpegios delicados de Jonny Greenwood. La canción también tiene una de las transiciones más espectaculares en al discografía de la banda, precisamente en el momento en el que la batería y bajos impecablemente grabados entran al minuto y medio, junto a un espectral [trabajo de] London Contemporary Choir. Desde esos beats pegajosos — quizá uno de los más oscuros funks lentos que la banda grabó — "Decks Dark" parece abrirse espiraladamente hacia al final, marcado por las guitarras de Ed O'Brien y Jonny Greenwood ocultas bajo reverberaciones y casi insoportablemente claustrofóbicas. En retrospectiva, el hecho de que "nuestro momento más oscuro" se pueda estar refiriendo al diagnóstico de cáncer de la anterior pareja de Yorke, Rachel Owen, hace que A Moon Shaped Pool sea aún más emotivo. [Uncut Magazine, Agosto 2017]

Encontralo en