Hagase tu voluntad…

La economía sigue interpretando su papel en una escenografía interminable, y los consumidores están aburridos de ver lo mismo siempre. Se requiere algo extraño para que se despierten.

La sociedad consumista es algo como un estado de sitio invisible. Creemos que tenemos opciones, pero todo es obligatorio. Debemos seguir comprando o somos malos ciudadanos.

El peligro es que el consumismo necesitará de algo como el fascismo para seguir creciendo.

Somos como niños aburridos, que han estado mucho tiempo de vacaciones, y nos han dado muchos regalos.

De «Kingdom Come» de J G Ballard

Esto dejó Thom en Dead Air Space hoy.

Comentarios

comentarios

Wordpress Content Protection plugin