Ultraísta discute el corto de «Sister»

Nigel Godrich y Laura Bettinson hablaron con Lior Phillips, anfitriona del podcast This Must Be The Gig de Consequence of Sound sobre el proyecto Sister y particularmente dieron algunos detalles del corto que lanzaron hoy como promoción del mismo y que representa el debut como director de Nigel Godrich.
A continuación compartimos un resumen del segmento en el que se enfocan en el mismo

Cuando se formó la idea y cuanto tardó en realizarse?
Bettinson comentó que el concepto nació entre hace un año y medio, dos años atrás. «Hicimos los videos para el primer disco nosotros mismos… Nigel tenía un montón de ideas visuales que quería probar, y algunos equipos y teníamos acceso a ellos al mismo tiempo que estábamos terminando el lado sonoro del proyecto, así que las dos cosas se dieron al mismo tiempo. Con este álbum las cosas no fueron así, pero sabíamos que queríamos dar un salto, visualmente, respecto al primer álbum – no queríamos repetir la misma idea, con el mismo equipo – y queríamos darle otra dirección. Nos llevó tiempo darle forma a esa idea. Nigel y yo nos juntamos una noche a cenar y de a poco la idea de este dia surreal alrededor de Londres se fue formando».
La mayor parte del tiempo el equipo de rodaje consistía en solo tres personas (Nigel, Laura y Cooper, un amigo que ayudaba a transportar equipos) y requirió levantarse al amanecer, quedarse hasta tarde, andar afuera durante días muy fríos. «Llevó tiempo filmarlo pero hicimos lo mismo que con las canciones… usar espacios de tiempo que teníamos libre», dijo Bettinson.
Godrich agrega que «lo que queríamos lograr es una especie de puente bastante abarcativo del cual nos podamos servir para sacar imágenes, fotos, etc. … algo que funcione como promoción del álbum, que lo abarque completamente», agregó Nigel Godrich.
Como la idea estaba basada en el uso de colores, Godrich inmediatamente pensó en una obsesión suya: el subterráneo de Londres. «Las lineas están identificadas por colores y, si prestas atención, Laura sube y baja del subterráneo vistiendo diferentes colores dependiendo de dónde se baja. Se pasea por todo Londres – excepto por un solo lugar que tuvimos que hacer trampa». Los destinos de Laura se transforman en pequeñas viñetas – «como un video dentro del video, con su propia canción», según Godrich, «pero que funcionan como una unidad».
La realización del proyecto fue divertido para Godrich y lo ve como una de esas «ideas muy ambiciosas que toman mucho en realizarse pero te hacen sentir bien cuando por fin las terminas».

El resultado es algo muy íntimo – a pesar de estar rodado en una ciudad tan ruidosa como Londres. Para Bettinson, eso se debe a que el equipo de filmación fue reducido: «yo hice mi propio maquillaje, Nigel grabó todo y lo editó… todo lo hicimos nosotros y eso le da un tinte de autenticidad que no logras cuando hay un gran equipo detrás de un proyecto».
«Nos encanta encarar proyectos como este todo el tiempo … Ultraísta existe por esa razón. Ultraísta es un vehículo para poder llevar a cabo cosas como estas», dijo Godrich.

Para Godrich, la realización de este lado visual no altera cómo ven la música producida para el proyecto. «Son pequeños fragmentos que van con canciones … como colores que van con sonidos. No son videos clásicos. Hay un linea de tiempo, pero no es más una colección de viñetas». Aunque admite que la idea final era crear un sin sentido surrealista, agrega que «cada parte se supone te de un vistazo a la gente que estuvo implicada en la producción de la música.

Sobre algunos momentos que recuerden particularmente del proyecto, Laura habló particularmente del video de «Anybody». «Fue el más cansador de filmar, más que nada por la temperatura baja del estudio». Godrich recuerda la idea de «vestir la cara y pintarla» como una de su partes más entretenidas. Bettinson reveló que no tuvieron mucho tiempo para este segmento, pero concuerda en que fue divertido de hacer y se anima a elegirlo como el mejor de todo el proyecto: «se destaca visualmente para mí, pero también recuerdo la incomodidad».
La primera secuencia se filmó a las 5a, y Godrich explica que la idea es que funcione como una linea de tiempo real. «Laura se levanta, camina y se sube a la linea negra del subte, vestida de negro. Lo filmamos a esa hora para poder captar por un lado el amanecer y por otro para filmar sin que haya tanta gente en el subterráneo. En la escena final ya no nos importaba tanto eso – ya estabamos cansados – y la gente que estaba ahí, terminó en el clip. Esa primera escena la grabamos alrededor de las 11pm y Laura vuelve a caminar por la colina que bajó a la mañana».

Godrich menciona la escena de las puertas – en el clip de «Harmony» – como la parte más divertida de filmar. «Sabía que podía crear esa imagen de pasar por una puerta, abrir otra y salir y después volver a pasar por la primera, como si estuvieras caminando en círculos. Cosas como esa son divertidas y lúdicas … un poco un triuto a la época del cine mudo, con sus trucos fotográficos para mostrar cosas que son imposibles que sucedan».

Escuchá el resto de la conversación en la web de This Must Be The Gig.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.