Jonny elige su favorita entre las compuestas para P. T. Anderson.

Jonny Greenwood / Paul Thomas Anderson

El autor Adam Nayman está pronto a lanzar Paul Thomas Anderson: Masterworks, una retrospectiva sobre la obra del director.
Jonny Greenwood, en su rol de colaborador musical permanente durante casi los últimos quince años, fue entrevistado por el autor para el proyecto. A continuación, algunos fragmentos de la entrevista.

Personalmente, creo que la música de Inherent Vice es lo más cercano a lo que haces con Radiohead, tanto en la instrumentación como en la producción. ¿A qué apuntabas en términos de sonido con ese proyecto?
Costó hacer que Inherent Vice funcione. Paul nunca dijo esto pero mi impresión es que quería que la música enfatice la idea de que la historia – y el libro de Pynchon – no es un chiste, a pesar de que se compone de una serie de chistes. De otro modo, las emociones son estereotipadas, y por eso elegimos música realmente romántica y que no intentamos suene como imitación. Al menos, no para mí; quizá a él le gusta porque suena a una imitación. Apunté a eso con la escena del instituto, pero otras composiciones apuntaron a ser directas.

La música de Phantom Thread es omnipresente durante la película; ¿estoy equivocado al afirmar que es la película que más música tiene de las que hiciste con Paul?
No estoy seguro. Hay mucha, pero recuerdo que le di mucho material para There Will Be Blood y me alegró que lo recortara.

¿Qué tipo de atmósfera querías crear con esas piezas repentinas y recursivas de piano en Phantom Thread?
Nuevamente, quería que sonaran sinceras – no una imitación ni una burla. Eso me resulta fácil en realidad, porque no tengo el conocimiento técnico para hacer una imitación. Para ser honesto, esto fue lo mejor que pude hacer con los arreglos – debido a mis limitaciones con el piano – y por eso no está tan adornado.

Todo el mundo con el que hablé sobre Phantom Thread parece entender el humor irónico que tiene. ¿Hay algo de eso en la música?
Pues, debes saber que cada minuto que pases con Paul en el cuarto de edición – sin importar la situación – habrá risas. Y cuando interpretamos la música en vivo, el publico se ríe mucho también … supongo es porque conocen la historia y saben qué va a pasar. Pero incluso en There Will Be Blood hay mucho humor. Es la razón principal por la que amo sus películas, me parece, porque puedo reconocerlo en ese humor. En un plano, Phantom Thread es él riéndose de todo lo típicamente inglés, porque le parece absurdo y divertido. Esto se entremezcla con escenas serias y con mucha emotividad.

¿Tienes alguna canción favorita de las que hayas compuesto para alguna película?
«Alethia» de The Master. Siento que captura todo lo extraño de esa escena seudo-religiosa en el mar.

¿Qué es lo que más te atrapa de Paul como cineasta?
Es un jugador de todo terreno – guion, cinematografía, relato, humor, romance, rarezas e ingenio. No hay nadie como él. Quizá hay gente que hace cada una de esas cosas tan bien como él – o mejor – pero nadie hace todo eso junto. Estoy feliz de que sea malo tocando instrumentos; eso me da un trabajo.

Paul Thomas Anderson: Masterworks está ya a la venta, y se puede preordenar aquí. Extracto traducido de IndieWire.