19 de noviembre de 1992

Thom Yorke (c) Bob Berg

¿Qué tan molesto estabas con la pobre recepción de “Creep” de la audiencia?
Hecho pedazos, molesto y creyéndome mejor que el resto. Ha traído cosas buenas y malas, de todos modos. Mucha gente se pregunta “¿por qué no es un éxito?, y eso es bueno. Nos pone en el buen camino.

Hay rumores de que será relanzado después del “éxito inevitable” que tuvieron…
No tiene sentido relanzarlo hasta que valga la pena, así que si … después del inevitable éxito.

Sean Slade y Paul Q Kolderie son conocidos por producir álbumes que reflejen lo más posible el sonido en vivo de la banda. ¿Eso pasó con ustedes?
Eso es exactamente lo que pasó. En realidad, somos una banda de shows en vivo. Nos enviaron una cinta con cosas como Lemonheads, 360s, Dinosaur Jr., bandas similares; cosas geniales, y eso nos puso un poco inseguros. Pensamos que debíamos hacerlo. Tienen diferentes formas y enfoques y trabajan muy bien juntos. Fueron tres semanas intensas … unas tres semanas de locos!

¿Fue una persona real la que te hizo sentir repugnante en el pasado?
Hmm (da una pitada larga a su cigarrillo). Solamente voy a decir que si ahora, porque me meteré en problemas. Si. Fue un período extraño en mi vida; [fue] Cuando estaba en la universidad y estaba un poco fuera de mi y quería abandonar todo y hacer algo de mi vida, como estar en una banda de rock (risas).

Nada como un poco de rebeldía adolescente como para sacar lo mejor de un compositor.
Pues, es así. Quizá deberíamos enloquecer un poco de nuevo y escribir más canciones buenas, no sé (risas).

¿Por qué decidieron sacar la palabra “fucking” del estribillo de la versión promocional de “Creep” y reemplazarla con “very”?
Pues, hay una buena razón para eso. Es lo mismo que hizo Sonic Youth con “Youth Against Fascism”; para que la pasen en la radio. El problema, por supuesto es que no la pasaron en la radio, pero en las pocas veces que si la pasaron, la gente que la escuchó pensó que la versión sin el “fuck” era la que aparecía en el álbum. Pero en realidad, no podés comprar una versión con “very”; era una idiotez acusarnos de que nos vendimos, porque en realidad no lo hicimos. Todo lo que hicimos es exactamente lo que la radio haría, y no queríamos un bleep ahí, o editar esa parte, así que le pusimos otra palabra.
La forma en la que escribo letras es simplemente divagando un rato, y ese fue el sinsentido que repetía – y encaja muy bien en el ritmo. Me gusta porque es un uso bastante ingenuo de la palabra. No sobresale, pero es un poco la guía de la canción. La canción suena, y de repente tienes el “fucking” y después los quejidos de la guitarra de Jonny, y la canción parece cortarse las venas. Comienza a suicidarse a la mitad, y ese es el punto de la canción. Es una canción de auto destrucción, y hay mucho de eso en la forma en que nos movemos en el escenario.

¿Cómo es la canción que sacarán después? ¿Más rebeldía autodestructiva?
No, la siguiente se llama “Anyone Can Play Guitar”, y es muy diferente, a propósito, porque muchas bandas – sin mencionar nombres, pero comienzan con S [referencia a Suede, que era la banda del momento] – sacan siempre canciones iguales. Y eso está bien de cierta forma, pero … o sea, no podríamos escribir otro “Creep” aunque quisiéramos, así que no tiene sentido siquiera intentar. Y esa fue solo una canción entre tantas … escribo todo el tiempo y solo pasó que esa fue destacada.

A fin de cuentas, la variedad es el secreto de la longevidad, y muchas bandas parecen atascadas en un nicho que ellos mismos construyeron.
Es algo vanidoso decir esto, pero uno de los principios de esta banda es que las canciones y nosotros mismos cambiamos mucho, muy rápido. Tenemos un sonido, pero al mismo tiempo cambiamos siempre. “Anyone Can Play Guitar” es casi como una canción de tribunas. Y otro principio es que, desde las letras, es una canción anti “ego de estrella de rock”. El segundo verso, “Quiero ser Jim Morrison” … no le tengo nada de respeto a Jim Morrison y a todo el mito que lo rodea, solamente porque ha marcado a la gente en bandas y a la industria, que creen que tienen que actuar como idiotas para poder estar a la altura.

El mito que se desarrolló alrededor de la figura de Morrison desde su muerte es similar a la forma en que los guitarristas buscan la eternidad a través de su instrumento. Como si hubiera algo metafísico más allá de un poco de práctica: un don que se les otorga en lugar de ser una habilidad que cualquiera puede logar con un poco de perseverancia
Si, es difícil… ¡mentira! Y mientras mejor tocas la guitarra, peores canciones compones. Espero un día la aparezca en MTv en medio de dos canciones de rock, en las que hay tipos con pelucas ridículas, sobreactuando, y después salimos nosotros diciendo que “cualquiera puede tocar la maldita guitarra, no significa nada”.
A Jim Morrison le falta talento y está muerto. Y nada de eso significa algo; es más importante tener tu propia voz en este mundo que estar a la altura de lo que sea que tengas que estar. Estoy leyendo este libro de Lester Bangs y dice algo genial sobre como, por un lado, el rock and roll se debería tomar en serio, pero por el otro debería burlarse de si mismo. Como The Stooges … por un lado, son una banda impresionante, pero por otro, simplemente se cagan de risa de todo. Iggy Pop sobre todo.

Las bandas que perduran en el tiempo y dejan una marca son siempre las bandas que son despreciadas por los intelectuales. La creatividad saldrá a la superficie y mientras menos sepas sobre tecnicidades, menos atado a las reglas estarás; por eso a veces los mejores álbumes de una banda son los primeros.
Definitivamente, si, la emoción de estar en una banda y aprender a tocar juntos. Pero apenas descubres eso, no lo pierdas. Es la sensación de finalmente terminar una canción, que todos saben bien sus partes, y con suerte la tocarán bien en el estudio. “Anyone Can Play Guitar” fue escrita dos días antes de ir al estudio, y por ese motivo es una canción emocionante porque intentamos tocarla de diferentes maneras y probamos cosas.

Estás con un sello internacional, y si bien te da la ventaja de contar con todo el aparato corporativo, también tiene sus desventajas. Hay expectativas que complacer, y si no logras un hit después del tercer o cuarto tema, fuiste.
Se ponen un poco intensos … la situación tiene ventajas y desventajas. Mirá el caso de Julian Cope. Alcanzó su máximo creativo, saca un álbum genial, de pronto todo se acomoda y comienza a generar revuelo – como era de esperarse – y lo dejan sin contrato. Para ser honesto, es algo estresante. Hay muchas bandas que conocemos a las que les rescinden los contratos. En este momento, estamos en una posición fuerte porque el sello tiene mucha fe en nosotros. Y es una de esas situaciones en las que tenés que ser honesto y no jugar juegos. Pero al mismo tiempo, firmamos con ellos porque nos ofrecieron un contrato muy bueno.

¿Cómo consiguieron el contrato?
Con un demo – uno no muy bueno. Conocimos a nuestros managers a través de un amigo y les gustó mucho, y eso cambió nuestra perspectiva y al mismo tiempo comenzamos a tener un grupo de seguidores en nuestra ciudad natal, Oxford. Lo de Oxford pasó muy rápido y también ayudó que un diario local, Curfew, nos tomó cariño. La reacción en Oxford era buena y al mismo tiempo nuestros managers usaron sus contactos en Londres, tiraron redes viendo si alguien estaba interesado y por algún motivo, EMI contestó.
Nos sorprendimos y como ellos estaban interesados, todos los demás sellos grandes comenzaron a revolotear como moscas. Como siempre, cuando uno muestra interés, todos los demás también. Hicimos un show en Jericho Tavern – para ese entonces éramos casi la banda residente, porque tocábamos cada dos semanas – y había 36 representantes de sellos en ese show. Básicamente, ese show fue en Noviembre y firmamos para Navidad. EMI siempre fueron los primeros, siempre adelante y siempre en la misma sintonía sobre lo que queríamos hacer.
Fue algo extraño porque firmamos para Navidad y nunca habíamos tocado fuera de Oxford en realidad. Nunca. Nos asustó un poco … mucha gente pregunta por qué estamos con EMI y les decimos que nos ofrecieron un muy buen contrato.

No lo van a rechazar, ¿o si?
Pues no. Nadie lo haría así que por qué nosotros si. Y el problema es que firmamos para Navidad y nos ha llevado unos seis meses encontrar nuestro rumbo y nuestra posición en la industria; pensar qué queremos decir y qué queremos hacer. Como banda, nos conocemos hace años pero nunca fue algo serio hasta que volvimos a Oxford después de la universidad. La idea era tocar tanto como pudiéramos.
A fines de ese año, habíamos hecho unos 100 shows y nos tomó todo ese tiempo llegar al punto en el que tenemos confianza en lo que hacemos. Todas las bandas buenas son buenas en vivo, y teníamos que llegar a eso; por eso pusimos todo lo demás en pausa y simplemente salimos a tocar como invitados en todos lados…simplemente nos subimos a la camioneta para tocar ante 10 personas.

¿Fue un problema lograr que te pasen en la radio?
Oh si, es una de esas cosas. Personalmente creo que en estos días, la industria discográfica se está matando porque reciclan talentos y no tienen las bolas para imponer nuevos talentos. Radio 1 es la única emisora del país que está haciendo algo por los nuevos talentos, porque por desgracia – sacando XFM – es la única emisora pasando discos nuevos.
Todas las demás la siguen pero al mismo tiempo, no hay suficiente tiempo fuera del horario pico que justifique desarrollar nuevos talentos. Está el programa de Mark Goodier, y si tenés suerte te van a pasar durante el día, y eso es todo. Si XFM no consigue la licencia, podés despedirte de la mayoría de la música nueva en este país; porque no va a pasar nada. La industria musical simplemente colapsará.
La base de la industria musical es la promoción de talentos nuevos y simplemente no lo están haciendo. Están muy asustados ¿Qué puedo decir? “¡Bastardos!”

Entrevista publicada por The Scene, a fines de 1992.

En este artículo, se habló de