EOB: «después de esto, hagamos una maldita fiesta»

Tuviste coronavirus. ¿Cómo te sentís ahora?
Bueno, no me han testeado así que no puedo asegurarlo completamente. Pero tuve síntomas compatibles, como una gripe muy fuerte. Mi sistema inmunológico es fuerte, pero me preocupaba contagiar a otros. Estoy aislado hace una semana y media en Gales con otra familia. Cinco adolescentes, y cuatro adultos. Se siente como un lugar lindo para estar durante esto.

¿Te parece que el COVID-19 es la venganza de la madre naturaleza?¿un llamado de atención sobre nuestro estilo de vida actual?
Estoy tratando de ver un poco más allá y de ser coherente. Me recuerda al 11 de Septiembre en el sentido de que es fácil ruminar sobre detalles, y eso me hace sentir atemorizado.
Personalmente, y creo que muchos más sienten que … o sea, a principios de año tuvimos los incendios forestales en Australia. Después las inundaciones en el Reino Unido. Todo se siente como parte de lo mismo. Por mucho tiempo he adherido a la teoría de Gaia de James Lovelock, que dice que el planeta es un alma, un ser vivo más.

Entonces ¿Gaia está enojada con nosotros?
Las culturas nativas siempre han creído en alguna versión de Gaia. Inclusive un amigo con el que estoy aislado, que trabaja para una compañía haciendo reportes de negocios y finanzas, me mostró el otro día un reporte de un virólogo que básicamente confirma esto.
Los virus pueden estar circunscritos a ciertas partes del mundo. Cuando comenzó la minería de las capas polares, la gente comenzó a ser atacada por virus muy fuertes. Fracking, perforaciones para extraer petróleo – todos estos lugares que los seres humanos no deberían pisar, en los que no sabemos qué estamos haciendo … pues, todo tiene un precio. Sino pregúntenle a un anciano de la tribu Hopi.

Así lo haremos. Tu nuevo álbum se llama Earth – ¿te basaste en la teoría de Gaia para eso? ¿Cuál es la onda general del disco?
Cuando me preguntaban qué tipo de música estaba haciendo, yo les decía – medio en broma – un disco «existencialista bailable». Parte de ese proceso fue mudarme al campo.
Crecí en el oeste de Oxfordshire, pero he vivido en ciudades desde 1987 a 2012, que es cuando me mudé a Brasil. La selva es el único lugar en el que pude escribir música.
Aprendí un término hermoso cuando estudié sociología, «anomia». Durante la Revolución Industrial, cuando la gente se mudaba del campo a la ciudad, la «anomia» describía su sensación de desconexión y soledad que sentían de repente. Una soledad urbana.
Dicho de otra forma, cuando estoy solo en el campo, nunca me siento solo. Pero me puedo sentir MUY solo en una ciudad.

¿Cómo era la vida doméstica en Brasil? Me imagino una gran mansión, justo al costado de una gran catarata…
No, para nada. Es un lugar muy simple. Una casa de adobe. Cuando llegué, no había ni un lugar para poner las maletas … así de chica es la casa. Construimos algo en el costado. Tres días más tarde, nos construimos un cobertizo de tierra y abono de caballos. Es hermoso e idílico.
Estamos casi entrando en la selva – podés ver monos en los árboles y mariposas hermosas llamadas morphos azules. Cuando oscurece, hay nubes de moscas increíbles, que iluminan su camino en la oscuridad. Y en pleno día, cuando estás cosechando, te acompañan los sonidos de los insectos – poliritmos elaborados, interactuando entre sí. No WiFi ni señal de teléfono.
La vida es la música; y los libros y la familia y la comida. Eso me inspiró para las canciones.

Hay mucha guitarra en el álbum. ¿Es lindo volver a eso en lugar de estar jugando con, por decir algo, los ruidos de la máquina de fax de Jonny?
Oh, totalmente. Es tan lindo poder tocar TODAS las partes de guitarra. Jonny y Thom son guitarristas geniales, pero como resultado a veces no hago nada en muchas canciones de Radiohead. En Earth hice las pistas base superponiendo muchas acústicas, algo que casi no hago en Radiohead. La guitarra es tan directa. He tocado por un tiempo ya, y todavía … simplemente la amo. Nunca, nunca me canso de la guitarra.

Durante mi adolescencia, en 1999, seguí el diario que escribiste sobre las sesiones de Kid A. Describiste un poco del dolor de cabeza que fueron esas sesiones. Earth, en comparación ¿fue una bocanada de aire fresco?
Cuando escribí esos diarios estaba tratando de desmitificar nuestro proceso – había gente que creía que Radiohead hacía conjuros o alquimia y que así salían los álbumes de Radiohead. Inclusive Radiohead tiene días malos. Inevitablemente, con cualquier cosa creativa, hay una fase en la que no pasa nada y cuesta mucho avanzar. Pero es la habilidad, el rigor … eso eventualmente te lleva al progreso.

Laura Marling participa en el álbum ¿cómo sucedió eso?
Soy un gran fan. Le escribí, a través de su manager, diciendo que me encantaría que participara del álbum de cualquier manera que la haga sentir cómoda. Una voz femenina es importante, me parece. Vino al estudio una tarde, y fue genial. Cantamos juntos «Cloak of the Night», y fue un privilegio enorme pero también me puso muy nervioso. No estaba seguro de mis habilidades. Desearía haber estado más relajado, quizá hubiera reído n poco más. Pues…

No te hagas tanto problema, O’Brien. Hay una onda de rave en el álbum, especialmente en temas como «Olympik». ¿Qué tan raver fuiste, en su época?
Uno muy tranquilo y de medio tiempo. Me gustaba el espíritu, pero conocía mis limitaciones. Obviamente, me liberaba, pero no de más. Cuando volví de Manchester University en 1990, me enfoqué del todo en hacer que la banda fuera exitosa. Radiohead no era una banda de ese estilo. Ensayábamos y buscábamos lugares donde tocar. Necesitas estar enfocado para eso. Tenía amigos que vivían para salir el fin de semana, pero durante la semana eran un desastre.

¿Sabés que hay un meme que dice que básicamente lo que cantás es tu propio nombre?
No sabía que era algo tan grande en la red. Pero en el tour 2018, en Estados Unidos, me dí cuenta [durante «Weird Fishes»] y tuve una revelación. Todo el mundo gritaba «EEEED». Pensé para mis adentros que era algo lindo. Se convirtió en mi parte favorita de la noche. Poder cantar esa línea es algo lindo. Tenés que cantarlo con toda tu fuerza ¡y todos cantan con vos! Me encantan esos momentos.
[En marzo de 2018 le preguntamos esto a Ed … más info aquí]

¿Podés identificar ya mismo cuáles serán esos momentos durante la gira de Earth?
Durante el último show que tocamos, en el 6 Music Festival, las cosas pasaron de la manera en que quería que pasen durante la parte final de «Brasil» – cuando arranca el bombo. Nos conectamos y eso fue todavía me sorprende, pero es lo que quería lograr.

Vamos, dame una exclusiva sobre Radiohead. ¿Quién es el peor haciendo té?
No quiero pincharte la burbuja de Radiohead. Hay mucha normalidad, mucha humanidad. A fin de cuentas, en Radiohead somo cinco personas. Hay cosas de las que nos reimos, y cosas que nos molestan. Es como cuando nunca te enteras de lo que pasó en el vestuario del Manchester United en el 92.

OK, ¿cómo vas a celebrar cuando pase el coronavirus?
Vamos a bailar. Un gran puto baile. Una noche de desenfreno, afuera, con un gran fuego. Algó básico; un gran equipo de sonido. Amigos y familia. Simplemente, una gran puta fiesta.

Texto original por Andy Hill.
Publicado por ClashMusic el 01 de Abril de 2020

(c) Elliot Lee Hazel
(c) Elliot Lee Hazel

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.