Colin habla con Mail & Guardian de Sudáfrica

En el marco de su visita por Sudáfrica, Colin habló con Mail & Guardian sobre su labor como embajador de Children’s Radio Foundation y sobre Radiohead. A continuación algunos fragmentos del artículo.

(Los niños en Sudáfrica) nunca habían escuchado una banda llamada Radiohead, así que les hizo escuchar 2 canciones. Reckoner, que tiene un ritmo genial y es bastante nueva – del álbum de 2007, In Rainbows – y High & Dry, el éxito pop de 1995. Sus ojos verdes sonríen al revivirlo: “parecían estar sufriendo”, dice al mostrarme cómo escuchaban los niños la música, con sus manos sosteniendo los auriculares e inclinados hacia adelante. “¡Parecía como si los estuviera torturando!”

Aunque es su primera visita al país, Colin – como el ávido lector que es – ya contaba con información sobre el continente a través de libros que leyó de niño, otros de Ryszard Kapuscinski y un libro de ficción de Ben Okri. Un libro que lo emocionó recientemente es A Long Way Gone de un niño soldado en Sierra León (Ishmael Beah): no conozco mucho del tema, así que estoy aprendiendo.

El lunes por la mañana estamos reunidos frente a una computadora, viendo fotos de los adorables e inteligentes niños que conoció en estos lugares – los señala y hace ruidos tiernos, como un padre feliz. Me comenta que los niños a veces le preguntaban por sus hijos (de 3, 7 y 11 años de edad). Entonces Colin abre, casi sin darse cuenta, una carpeta con fotos de su familia. Mira las fotos de sus tres hermosos hijos en la nieve y lentamente levanta la vista al horizonte con una sonrisa en su cara.

Radiohead, su otra familia, está en un descanso de nueve meses hasta Septiembre, cuando comenzarán a trabajar en su noveno álbum. (…) le pregunto si piensa que la banda es una  democracia: “Thom siempre dice que la banda es como las Naciones Unidas y él es como Estados Unidos. Yo sería como Rusia o China, o el Consejo de Seguridad …. no, no … yo podría ser como Francia, con grandes pretensiones de poder y grandeza, aunque en realidad no tenga nada de eso”.

Greenwood parece adoptar el clichè de todo bajista de llevar un perfil bajo. Nos contó de una vez que vio a Thom Yorke en las calles de Oxford, usando sus pantalones rojos y una campera de cuero. El cantante estaba tan ensimismado que no reconoció a su compañero de banda al otro lado de la calle, trayendo a sus hijos del colegio.

Las influencias musicales de Colin vienen del sur norteamericano: “amo el soul, me encanta Otis Reading, Memphis, Hi Records, Curtis Mayfield, Bill Withers, compositores con almas muy fuertes … esa es mi pasión.

Comentarios

comentarios

2 comments

Comments are closed.

Wordpress Content Protection plugin