Exit Music | Radiohead en Argentina » Matt Everitt entrevista a Thom Yorke

Matt Everitt entrevista a Thom Yorke

Thom habló con Matt Everitt en el marco de la semana del lanzamiento de OKNOTOK 1997-2017.

Primer recuerdo musical: «In the Summertime» de Mungo Jerry, un regalo de su abuela. «Dios, todavía amo esa canción… es una buena canción».

Sus padres no tenían un equipo de música en la casa, solo un reproductor de cassettes y su papá un dictáfono para su trabajo (que tomó prestado y nunca devolvió) y un estéreo en el Volvo. Thom recuerda escuchar Queen en ese auto, pero antes había mucha música escocesa.

Primer single: nunca consumió muchos singles hasta presentarse como DJ en la universidad. Su primer álbum fueron los grandes éxitos de Queen, en cassette, «al cual lo destruí de tanto escucharlo». Después de eso, solo un montón de bandas heavy metal bastante malas, «de las que grababas poniendo el micrófono al lado del parlante» en la casa de alguien. Pero también recuerdo un disco de AC/DC, Back in Black.

Primera experiencia en vivo: Joan Armatrading en el Apollo. «Todavía amo su voz. No es nada agresivo, pero la amo».

Nunca se vió arriba de un escenario hasta ver a Siouxsie and the Banshees, también en el Apollo. «Fue brutal, y ese fue mi concierto favorito en Oxford. Por alguna razón no vi mucha música en vivo cuando era chico». Es su concierto favorito porque subió al escenario y cautivó a todo el mundo con nada más que su postura, su ser. «una semana después fui a ver a New Order y hablaron mal de todos y se bajaron del escenario … ‘no debo ser así’ pensé»

Sobre los comienzos de Radiohead, dijo que «comencé una especie de campaña de reclutamiento en mi cabeza. Escuché que él [Colin] se había unido a una banda que yo había abandonado y pensé ‘pobre tipo’ porque tocaba el bajo pero con una correa corta… lo puse en la lista, y también sabía que tenía un hermano que era una especie de genio, pero menor a nosotros. Escuché de un baterista genial, un poco mayor, que trataba de encontrar su estilo. Y Ed simplemente se paseaba por todos lados como si formara parte de los Smiths, así que tenía que estar».
No recuerda su primera impresión de todos, solo que no era necesario decir mucho para hacer que las cosas arranquen. Una de mis mejores experiencias en aquellos tiempos fue grabar un demo con Phil, en su casa cerca de la escuela. «Fue realmente bueno … todavía trato de encontrarlo!. Sé que existe, se llama ‘Lock the Door’ … sonaba muy bien: tenía una onda lo-fi y me hizo pensar que podíamos hacer esto».
Todos tenían mucha iniciativa y Thom volvió locos a sus padres. Su cuarto estaba en la planta alta de la casa y él tenía un amplificador Mesa Boogie que tocaba cuando sus padres intentaban ver la televisión abajo.»Ahora tengo dos hijos que me hacen lo mismo … ellos escuchan la música y yo intento que la bajen!»

De los primeros shows de Radiohead, recuerda uno con una máquina de ritmos, que fue un poco extraño. Hicimos otro en la escuela y yo la pasé muy Y recuerdo un concierto de punk en la escuela, cuando apenas había entrado… todos estaban ahí y las cosas se fueron de control. «El director aprovechó la oportunidad para prohibir toda la música amplificada electrónicamente por toda mi estadia en la escuela». Tuvieron que esquivar esa prohibición después de eso y los ayudó mucho (especialmente a Thom) el hecho de que el maestro de música no estaba de acuerdo.

«Siempre fui el loquito de la banda, y siento que de cierta forma contagié al resto». Thom considera que las cosas funcionaron porque se apoyaron mucho y todos tenían distintos puntos de vista, lo que fue bueno. Jonny siempre buscaba la nota y los sonidos que no debía usar; Colin siempre busca los arreglos; Phil viene de la parte de los rellenos y Ed con estos sonidos adicionales». Pero también cuenta mucho como encaran todo lo demás. Antes de firmar un contrato, algunos miembros pasaron mucho tiempo informándose sobre el negocio musical, los sellos independientes y la hipocresía de ser parte de uno de ellos siendo que luego los álbumes eran distribuídos por un sello mayor.

Sobre Nigel: «me impresionó cuando lo vi editar la batería de Planet Telex con una Mac, devolviendo la versión editada directo a la consola sin demoras… Las cosas se dieron… sentí que simplemente eramos contemporáneos en algunas cosas, pares; para cuando terminamos The Bends nos obsesionamos con el enfoque DIY y hacerlo todo con onda lofi, tipo Can… leímos mucho sobre ellos… Nigel era una biblioteca de información, literalmente. Cuando le dijimos a EMI que queríamos comprar nuestro equipo y hacerlo todo nosotros, pensamos en llamarlo a él. No pensamos en nadie más».

El único plan de OK Computer fue tener equipos propios, lugar propio y hacerlo todo ustedes mismos? «Escuchábamos mucho Kraftwerk, Can, Faust, Pendereszki y nos fascinaban las cosas distorsionadas, con el micrófono fuera de lugar…imperfectas». Estaban un poco cansados de la idea de que todo en esos momentos tenía que ser perfecto y que para eso tenían que ir a un estudio y entonces descubrieron que la tecnología que usas también forma parte de lo que produces. Nigel fue un catalizador de eso porque nos mostró otra forma de hacer las cosas. «Sentíamos que los artistas que escuchábamos entonces tenían el mismo enfoque».

No recuerda si «No Surprises» fue grabado en una sola toma, pero si que discutieron con Jonny acerca de la velociodad del tema. «Había una versión que parecía que habíamos tomado Mogadon … tratamos de hacerlo más lento, pero no podíamos porque no habíamos tomado nada… entonces agarramos una versión previa y la ralentizamos, pero no te darías cuenta a menos que te lo diga. De todas formas, por cómo canto te dará cuenta de que hay algo raro.» La primera versión la grabamos en una sala con paredes de metal donde ensayábamos en el medio del campo». Thom comenta que lo sorprende como una canción tan «poco punk» puede causar la reacción de la gente, cuando en vivo escuchan la línea «bring down the government».

Composición de OK Computer: «Vivíamos en órbita … en un estudio, o en el autobus. Cuando lográbamos ver desde afuera las cosas, no entendíamos mucho lo que pasaba. Fue bueno porque estábamos completamente metidos en la música, aunque eventualmente se fue de las manos. Pero sobre lo que realmente escribí es sobre mi desconexión con los demás humanos… no mucho ha cambiado, amigos».

Decisión de volver sobre el material: Fue realmente interesante para Thom; lo fascinó volver sobre su libro de notas, las cintas y todo el material. «Lo que más me fascinó fue tratar de hacerme amigo de este loquito que escribía … dios mío, y me parece que estoy mal ahora?».
Thom comenta que estaba obsesionado con tomar notas y dejar documento del progreso. Tenía infinitas versiones de las letras… hasta unas «40 versiones de Paranoid Android» con pequeñas diferencias. La idea subyacente para Thom era que esta toma de notas y detalle de su proceso creativo era su trabajo y le quitaba la culpa que sentía por «no estar haciendo nada con su vida».
Llegó un punto, al finalizar la grabación, en el que Thom consideró imposible tocar en Glastonbury. Estaba agotado y la idea de tener que volver a salir no lo emocionaba.

Glastonbury 1997: En un momento, le tocó el hombro a Ed y le dijo «me voy, chau», a lo que Ed le contestó «si lo haces, quizá te arrepientas el resto de tu vida».

Sobre cómo trabaja Radiohead hoy en día: «ya no soy una pesadilla… decidí disfrutar mi trabajo». Thom comenta que ahora disfruta del proceso y no intenta encontrar algo. «Con ‘Daydreaming’ no tenía idea de cómo íbamos a hacerlo… Jonny y Nigel volvieron con el esqueleto muy rápido, con cellos desafinados que seguían mi voz y encontramos la forma…».
Lo que cambió ahora, según Yorke, es que ahora espera esos momentos inesperados. También comentó que aprendió a manejar el nivel de análisis con los años y ya no lee lo que la prensa publica sobre los álbumes de la banda o las interpretaciones de la gente de sus letras. Comenzar a practicar surf lo ayudó mucho. «Llegó un momento en el que me di cuenta de que si voy a sacrificar el tiempo que podría pasar con mi familia y mis hijos, más me vale disfrutar lo que hago».

Su relación con la política: Desde la época de Thatcher está politizado. Participó en centros de estudiantes porque le encanta debatir. «Es una cuestión de amor/odio.. a veces me gustaría poder dar un paso al costado. De todas maneras creo que nuestra generación creció con eso en el arte.
«Burn the Witch» fue escrita en parte con la cacería de pedófilos de los tabloides hace tiempo. «Comenzaron a publicar donde vivían y eso».
«The Numbers» e «Identikit» son los temas que más le gustan del álbum. Algo que se pregunta es si es posible todavía escribir una canción política, si todavía es posible «extraer algo de sentimiento del cadáver».

Eres optimista? «Si, esa canción dice ‘un día a la vez … serás acusado de mal desempeño, amigo … no eres una líder, amor’. No se puede sostener esto, no somos idiotas.

«Me encantaría seguir con Radiohead, pero como siempre no se sabe. Quiero que las cosas  se den naturalmente, y no que se fuercen.»

 

Wordpress Content Protection plugin