Thom Yorke conversa con Elektronauts

Texto original por Daniel Sterner.
Publicado originalmente en Eleketronauts

Fueron una de las primeras bandas en usar sintetizadores e instrumentación de rock a la perfección. ¿Cómo decidieron tomar ese camino, con Kid A?
Es curioso que lo menciones. Me hace pensar en el hecho de que siempre trabajamos con cintas hasta que no pudimos hacerlo más. Y después grabamos el último álbum en multipistas. Volvimos a ponerle marcas de tiempo a las cintas ¿entiendes? Literalmente días enteros escuchando esas marcas de tiempo. Esa batalla entre ambos mundos.
En respuesta a tu pregunta, personalmente nunca entendí la diferencia, ¡ni el resto! Me gusta tocar la guitarra; no soy el mejor guitarrista y a veces no me inspira y entonces me voy al piano. Aprender a usar otros instrumentos me inspira de la misma forma.
En esa época me resultaba difícil inspirarme con la música de guitarra. No obtenía nada de ella. En ese punto, era la única marca de autenticidad ¿entiendes? y no la veía de esa forma. No tiene sentido para mí. Nunca vi la linea que los divide, como otros.
Lo que fue difícil fue darme cuenta, muy rápido, que cuando usas máquinas deja de ser algo colaborativo. Tuvimos que desarrollar formas de aislarnos y construir cosas con lo que sea… sintetizadores, secuenciadores u otros tipos de maquinas que pudiéramos sumar a la ecuación e integrarlas en nuestro flujo normal de trabajo. Eso fue muy difícil; lograr que todos tuvieran un lugar.
Tuvimos muchos falsos comienzos al principio, por no saber dónde comenzar o qué no queríamos hacer o lo que no funcionaría.
De hecho, Nigel Godrich ha estado escuchando todas las cintas y dice que es fascinante porque en las primeras solo hay caos. Después comienza a tomar forma y te das cuenta que no nos importaba mucho.
Cada canción tomaba su propio rumbo y nos sentíamos libres de hacer eso. Creo que me refiero más al período de Kid A y Amnesiac: lo que me queda claro es que teníamos permiso de usar lo que quisiéramos: orquesta de theremin, máquinas de ritmos o el fabuloso Prophet.
Cuando hicimos OK Computer, lo hicimos en cintas pero usamos cada tanto las Pro Tools primitivas para editar y volver a grabarlas en cintas. Veía a Nigel usar Pro Tools y pensaba pedirle que me enseñe a usarlas. Me sorprendía lo sencillo que era y lo rápido que podría aprender a usarlas; eso fue una gran evolución para mí.
¡»Pulk/Pull Revolving Doors» en Amnesiac soy yo jugando con Pro Tools por primera vez!

Uno puede darse cuenta, al escuchar las canciones que grabaron los primeros años de este milenio; el uso de sampleos, del Ondes Martenot y eso. Es como si hubieran pensado que no tenía sentido elegir solo uno.
Para mi, el punto central de la forma en la que siempre trabajamos es que era algo colaborativo. Todos debían sentirse un poco desafiados, ¿entiendes?
Fue genial ver a diferentes personas encontrar un camino en medio de eso. Fue muy lindo ver a Ed comenzar a construir loops y cosas, y salir a comprar pedales de lo más extraños.
Fue lindo ver a Colin aprender por su cuenta a usar samples y máquinas de ritmos, y también ver a Jonny comprar todos los módulos posibles de Analogue Systems y aprender a usar MAX.

Su último álbum, A Moon Shaped Pool, se siente como el destino final de eso.. ese sonido particular de Radiohead que mezcla rock y electrónica tan perfectamente. Es solo música, se integra muy bien y nunca lograría separar las partes; y mi cerebro no quiere hacerlo.
¡Gracias! La única idea que teníamos era relajarnos, lo que puede sonar un poco estúpido. Disfruté de ver a Jonny incluir muchas partes con orquestas; fue muy divertido. Y volvimos a usar cintas también, porque necesitábamos un poco de restricción que nos forzara a tomar decisiones rápidamente.

Este año fueron incluidos en el Rock and Roll Hall of Fame. ¿Era algo que esperaban cuando comenzaron hace casi 30 años?
Creo que siempre tuvimos una relación tirante con las ceremonias de premios. Eramos una banda británica durante la era de los premios al britpop, cuando KLF subió al escenario con ametralladoras y ovejas, ¿entiendes? (risas) Teníamos una visión extraña de las ceremonias.
¿Esperaba que suceda? No, porque no creía que fuéramos una banda de rock – aunque suene un poco snob de mi parte. Me encantan los Red Hot Chili Peppers y cuando los incluyeron, pensé que estaba bien.
Es lindo. En las noticias dijeron que no quise ir, pero no podía ir porque piezas que había compuesto por comisión iban a ser estrenadas en París.

¿Y si te hubieran preguntado lo mismo en los noventa? En una de tus primeras entrevistas, para Curfew de Oxford, el periodista parecía asombrado por la determinación que tenían
Si, solo era una de esas cosas (risas) Nada más, solo eso.

Es un gran honor, naturalmente. Lo merecen, y están bien acompañados también.
Así es. Debo confesar que ignoro mucho del tema. Entiendo que es importante desde lo cultural. Nuestro problema es que nosotros tenemos los Brits, ¡que es exactamente lo opuesto! (risas)

Has estado usando cosas de Elektron por un tiempo ya, ¿verdad?
Si, así es.

¿Qué te atrajo a él?
Nigel había comprado una Monomachine, la versión en teclado, y comencé a jugar un día con eso y me sorprendió. Después compré uno para mi. Todavía no lo entiendo del todo, debo decir.
Lo primero que hice fue algo polifónico porque pensé que eso era lo que mejor hacía, esparcir voces al exterior.
Era muy impredecible y eso me fascinaba; la arquitectura y todo eso. Me atrapó después de eso. Después compré un Machinedrum un mes después. Eso fue todo. Me alejé un tiempo. Después compré el Sidstation.

¿También tienes un Sidstation?
Si. Es genial (risas) muy divertido. Me fascina el hecho de que tiene tanto ruido blanco de fondo.

Si, nunca se calla, ¿no?
Nunca cierra la maldita boca (risas)

Hace poco volví a él – de hecho estuve haciendo cosas con él ayer. Usé solo el ruido de fondo en las tres voces. Es muy fácil hacer que ese ruido suene orgánico y natural.
Es como un animal salvaje. Lo enchufas y suena más grande que el resto de las cosas; quizá no más que el Prophet, en forma diferente. Suena enorme, y eso es un misterio para mí.

¡Al punto de ser imposible de usar con cualquier otro instrumento (risas)!
Si, necesita su propio espacio. Puedes ponerle filtros, pero no es algo que uno quiera hacer.

¿Qué otros productos de Elektron tienes?
Mi lista completa incluye el Monomachine, el Machinedrum, el Octatrack – que me encanta -, el Sidstation, y el Analog Keys. Y otros más, ¿dónde lo tengo? Oh, ya sé, la máquina de ritmos, que usé en la gira… la máquina de ritmos analógica (Analog Rytm). Está en mi maleta. La abriré luego.

¿Has usado el Digitakt también?
Si, tengo esa. Llega esta tarde. También ha viajado en mi valija, y está llegando con el resto del equipo. Suena enorme, y es muy fácil de usar. Es divertido, y eso es lo que me gusta de él.

Es el equipo más intuitivo, ¿no?
Me gusta cargarle samples y cortarlas en pedazos.

¿Te parece que en algún momento algunos equipos pierden su atractivo o magia porque son muy intuitivos?
No (risas) O sea, no veo el problema con el Digitakt porque la idea es cargarle tus propios samples. O sea, si, extraño mi S3000, necesito hacerlo funcionar de nuevo porque sonaba brillante, pero es muy lento para usar. Siempre tienes la idea de que hay algo más que deberías estar haciendo.

Cuando te toma mucho encontrar los ajustes correctos, tu cerebro sigue trabajando pasivamente en lo que estás creando..
Si, es así. Y las decisiones que tomas son más significativas; lo que eliges cortar por el tiempo que toma hacerlo. Generalmente es así, y es por eso que decidimos volver a usar cintas en el último álbum.
La velocidad de acceso es un problema en todo contexto ahora. Decidir rápidamente, descartar, modificar, automatización constante en tu DAW. Ese es algo bueno pero la razón por la que la gente regresa a viejas formas de trabajo es la sensación de limitación, me parece.
Compré en e-bay un aparato para hacer ensembles polifónicos (Korg) para usarlo en una banda sonora para una película de terror… lo estaba viendo nada más y se rompió.

oh no!
No, fue genial (risas). Se rompió de una manera genial. Mientras estaba terminando algunos sonidos para una canción comenzó a perder control de si mismo ¡y eso se convirtió en una seña particular de todo el proyecto! No te pasan esas cosas inesperadas en sintetizadores de software.

Si, ese desvío inesperado. Genial.
Volver a las cosas que no son tan directas y rápidas es también una manera de defragmentar tu mente de cierta forma, porque la comunicación digital con el mundo se está volviendo cada vez más rápida y fragmentaria.

No es el equipo. Se trata más de lo que buscas. Hay para mi un misterio al volver al S-3000 o luchar con el Monomachine cuando recién lo compré. El misterio es el elemento más importante.
A veces pienso que cuando compro un nuevo equipo, pasas por un período de luna de miel en el que no sabes qué esta pasando. No leo los manuales, por lo que no tengo opción. Cuando compré esta cosa para hacer ruido … para mí era lo mejor; «este reverb es lo mejor del mundo» y lo ponía en todo. Después, en algún momento, te das cuenta de lo avergonzante que fue ponerlo en todo. Y ahí te das cuenta de qué es, cómo funciona; es solo un reverb, pero no es solo eso porque revierte/modula/se retroalimenta ¿entiendes?
Lo mismo pasó con Monomachine. Lo mismo con Octatrack, pero es un misterio (risas). Le cargas algo y comienzas una batalla con el aparato, y en algún momento dice «oh, Dios!». Es una locura. ¿Qué es eso? Cargas un sample, y le das algo que no tiene nada que ver con eso y creas algo completamente nuevo. Eso es el centro de todo. Esa extraña lucha entre algo que tiene que ver con la interfaz de un aparato de Elektron y la forma en la que el tipo que lo usa.
Algunas partes de lo creado les parecerán buenas, otras no; siempre hay una pelea entre estos dos o una colaboración, dependiendo de cómo lo veas. Eso es extraño.
No consigues lograr eso con otros medios creativos. O sea, los camarógrafos se quejan y obsesionan con lentes y cámaras pero eso no te dicta un camino en el que es necesario que vayas para lograr eso o aquello, y solo cuentas con ciertas cosas cuando llegas allí.
Fue interesante ver a Jonny aprender a usar MAX, y él – como la mayoría de los programadores de MAX – usa cosas de otros programadores.
Siento una voz de fondo que grita ¡»no lo hagas!» (risas)
O sea, lo creas y usas diseños de otra gente, pequeñas estructuras, nuevas ideas adaptadas y reconstruidas de otros, pequeñas arquitecturas que otros crearon y con eso construyes algo propio. Ninguna otra forma creativa o de arte te permite eso.
Usé mucho el Monomachine en el álbum de Atoms for Peace (AMOK), y el Octatrack en algo que estoy terminando ahora – algo que empecé hace mucho. No he logrado usar Sidstation en nada (risas). Uso mucho la máquina de ritmos (Analog Rytm) en vivo porque es muy rápida y suena enorme. La que necesito volver a usar es Monomachine, me parece. Siempre suena emocionante, sin importar lo que hagan.
He usado el Machinedrum en muchas remezclas, durante mi época de hacer remezclas con gente como Kieran Hebden (Four Tet) e interpretarlas en vivo. Era el equipo que más usé, la que comenzó mi período de hacer remezclas. Con mi 808. Porque, nuevamente, es muy sencillo, simplísimo; se siente muy cómodo y puedes cargarle lo que sea, ¿entiendes?
Estoy usando las Analog Keys en un álbum que estoy terminando ahora. Suena hermoso, al menos para mí; es un poco difícil de usar en vivo para mí, pero Nigel ama el sonido que logra. Siempre me dice que vuelva a ese (risas)

¿Hay un nuevo álbum de Radiohead en proceso?
No, todos estamos haciendo cosas por nuestra cuenta ahora.

Atoms for Peace era un excelente nombre para una banda excelente. Al revisar el discurso de Eisenhower que comenzó la idea de Átomos para la Paz, siento que el uso pacífico de la energía nuclear y las armas nucleares estaban destinadas a coexistir.
Si, de cierta forma. Al comienzo la idea era construir armas, ¿no? Pero después se dieron cuenta de que podía tener usos beneficiosos.

Tu padre era físico nuclear, ¿no?
Si, así es. Dios lo bendiga.

¿Estás a favor del uso pacífico de la energía nuclear?
No. He tenido discusiones con mis amigos ambientalistas. No sé qué piensan del tema ahora, pero antes pensaban que necesitábamos usar la energía nuclear porque necesitamos abandonar los combustibles fósiles. Pero parece que cada vez que intentan aprobar una ley de plantas nucleares, no lo logran por varios motivos.
No pueden deshacerse de los desechos de manera segura, no es muy caro, no pueden asegurarlo apropiadamente, ¿entiendes? mirá lo que pasó en Japón. Por eso, no creo en eso.
El problema es este: hace diez años, debíamos haber comenzado a tomar decisiones sobre cómo estructuramos la energía, la red distribuidora. En este país (Reino Unido), nos basamos en un concepto antiguo de la red de distribución, donde se pierde el 50% de la energía en la transferencia.
Hay muchas soluciones que tienen que ver con el uso localizado de la energía, que el gobierno se niega a explorar porque tenemos esta red de distribución. Cuando decides usar energía nuclear también, impones una estructura que funcionará para ellos desde ese momento y restringes el potencial de las energías renovables. Ese era mi problema con eso.

¿Cuál es tu película favorita de Lindsay Anderson? La cineasta que hizo la trilogía épica que protagonizó Malcolm McDowell: If… O Lucky Man! y Britannia Hospital … ¿viste alguna de esas?
If… no la he visto en mucho tiempo.
Fue como una premonición extraña de los tiroteos en escuelas. Si, recuerdo esa, la vi en la escuela

¡Una película extraña para ver en la escuela!
Era una escuela extraña (risas) También vimos Apocalypse Now, cuando tenía 13. Tuvo un gran efecto en mí.

¿Quién es tu artista favorito actualmente?
Actualmente sería Alice Coltrane, a quién estoy escuchando mucho. En el extremo opuesto, estoy escuchando mucha musique concrète de los 50 y 60… Pierre Henry y Bernard Parmegiani. Hacían ediciones de cinta; bueno, sampleos en realidad. Los primeros conceptos de sampleo vienen de estos tipos para mi; hicieron muchos montajes de cosas muy extrañas (risas). Ayer escuché algo que hizo Pierre Henry con puertas que crujían. Bastante inescuchable, pero fascinante!
Además de eso hay muchas colaboraciones que hizo que son montajes hermosos. Aceleraba cosas, las ralentizaba, en reversa, reproducción normal, ¿entiendes? Mi pieza favorita es de Parmegiani, una en la que sopla un saxofón al comienzo y para cuando termina la pieza, es una cacofonía de cientos de ellos, reverberando. ¡Todo realizado con cintas! No considero a Pierre Henry un músico ¿no era un ingeniero?
Llegué a todo esto por la película de terror (Suspiria, 2018). El director, Luca Guadagnino, me llevó a escuchar y estudiar ese tipo de cosas por lo que buscaba lograr. Cosas que conocía pero que ahora disfruto de escuchar.
Y también está Ben Vida, que es bastante minimalista y alborotador. Es como si hiciera esculturas con la música. Usa tonos simples y no hay espacios entre ellos. O sea, nada como mi material (con voces generadas por tonos).

¿Y tu astrónomo o filósofo favorito?
Creo que lo único que leo actualmente son libros de Budismo. Este tipo, Suzuki. Es muy popular. Cosas sobre Budismo Zen y meditación. No diría que soy un excelente alumno, pero lo leo.

Quizá sea una pregunta totalmente irrelevante, pero cuál es tu videojuego favorito?
Dejé de jugar videojuegos cuando comencé a comprar equipos de Elektron (risas). No, siempre fui malo para los videojuegos, pero me gustaba el Tank Command – fue uno de los primeros juegos de vectores en 3D (algo así) – solo porque era lindo.

¿Tuviste una Spectrum o una Commodore 64 cuando salieron?
Era un chico Spectrum, junto a mi hermano (Andy). El siempre fue el programador, no yo.
En la banda, Jonny es el programador. Aprendió a usar código de máquina, como mi hermano. Era demasiado para mi. Yo desarmaba televisores en mi cuarto en lugar de ponerles imanes, como Nam June Paik.
Nigel era el chico Commodore 64, y espectador de la BBC. Todavía tiene la suya; es un poco coleccionista.

¿Cuál era tu videojuego favorito de Speccy?
Oh, no sé. Me solían fascinar los juegos de aventuras. Estás en un cuarto… tomas un caliz dorado…comienza una animación muy mala. La programación de diferentes historias me parecía muy interesante.. dibujaba mapas de ellas, pero me aburrían muy rápido.
En realidad, mucho después, me obsesioné con uno de los primeros juegos para PlayStation. Stan y yo hicimos el arte cuando estábamos mezclando OK Computer y encontramos una PlayStation en el estudio una noche que estábamos bastante drogados. Uno de esos juegos 3D, de los más famosos para las primeras PlayStation… el que tenía a Lara Croft?

Oh si, Tomb Raider
Pasamos toda la noche no jugando el juego sino acercándonos a paredes para que parezca que desaparecen y de repente solo ves un montón de triángulos… los modelos 3D. Cada rincón… mierda, eso era realmente hermoso. Horas y horas y horas (risas).

En OK Computer hay una canción que usa una voz sintetizada («Fitter Happier«). ¿Usaron Speak&Spell?
Era algo de la BBC. No, espera, estábamos usando la BBC también pero eso era algo de una de las primeras Mac. Stan, que hizo el arte conmigo, estaba experimentando con escribir poesía en ese momento, y usando voces de las Mac. Colaboramos en nuestro trabajo escrito mucho.
Uso – oh rayos, ¿cómo se llamaba? fue hace tanto. Como se llame el que habló en OK Computer. Pasamos mucho tiempo logrando que sonara de la forma correcta; tienes que poner espacios y volver a escribir palabras y cosas así, ¿sabes?
No esperábamos que termine en el álbum.

Suena como el difunto Stephen Hawking.
Creo que es la misma base del programa de síntesis de voces. ¿Sabes con qué estoy obsesionado? La gente que lee esto están inmersos en lo técnico así que quizá sepan. Llevo mucho tiempo buscando esto.
El primer vocoder, de Bell Labs. Tecnología previa a la guerra (década del 30, y se llamaba solo voder en ese momento). Tuvieron que enseñarle a algunas mujeres cómo usarlos. No eran computarizados. Se las ingeniaron para lograr los sonidos y la respiración usando pedales y teclas; estas mujeres, tipo secretarias, aprendieron a usarlos.
¡Es la voz artificial más hermosa que puedes escuchar! Muy suave. Quiero encontrar la forma de replicar o modelar cómo lo hicieron. Un buen sintetizador de voces.
Jonny y yo estábamos obsesionados con crear uno con MAX, pero no pudimos encontrar uno que resulte .. la palabra no es convincente, sino usar conceptos simples para sintetizar voces.
¿Sabes qué? De hecho una de mis cosas favoritas del Monomachine es el sintetizador de voz.

¿En serio?
En la banda sonora de Suspiria, cuando conocí a Luca, me comenzó a hablar sobre una respiración enorme e inhumana que quería lograr. Le pregunté si me dejaría intentar algo, ya que tenía una idea genial.
La idea era usar el sintetizador de voces del Monomachine. Volví al estudio y sucedió muy rápido. Una de las pocas veces que lo cargué y justo era respiración. Algunos LFOs y comenzó a sonar así. Fue muy interesante, y sencillo.
Le envié un track de 15 minutos de esa cosa respirando, que me encantaba, y a él le pareció una locura (risas)
Hay un pequeño fragmento en el álbum. ¡Algo genial para poner en una maquinita como esa!

¿Tienes algún momento musical perfecto en tu vida hasta ahora?
El más reciente fue cuando me llevaron – contra mi voluntad porque no quería hacerlo – al festival de de Cine de Venecia, al estreno de la película. De hecho, me divertí; me sorprendí. Mayormente gracias a mi novia, Dajana, que me convenció de que quizá me divertiría.
Al ver la película, hay una sección llamada «Volk», la pieza central de baile; habían coreografiado el baile antes de que esté lista la música, lo que fue extraño y me costó mucho.
Tenía la idea de hacer una melodía relativamente simple que luego se desparramara por la sala de cine, usando el sonido envolvente de tal manera de que se puedan sentir las paredes cayendo. Tenía la idea y podía escucharla en mi cabeza. Luché durante seis meses para lograrla.
Tuve que abandonar la idea tres o cuatro veces hasta encontrar lo que necesitaba. Me senté con el ingeniero de sonido y finalmente logramos esparcirlo y cortarlo en diferentes arreglos, con tempos ligeramente diferentes.
Estar en la sala de cine durante esa sección fue uno de los momentos satisfactorios donde algo que esperas lograr un dia – que escuchas en tu cabeza – finalmente pasa, ¡y es mejor de lo que esperabas! La sala parecía realmente desmoronarse. Usaron un sistema Dolby que tenía parlantes en el techo y el mismo sintetizador roto del que te hablé antes de repente se asoma en el techo de la sala y te preguntas «¿qué carajos está pasando?» (risas)
Me parece que la idea de todo es tratar de poner incómoda a la gente. Comienza como algo muy sencillo y luego empieza a expandirse de manera que hace doler tu cabeza.
Ese fue uno de los momentos musicales de mi vida. ¡Logré hacer lo que imaginé! Wow.

Necesito verla en un cine ahora
Debes verla en un cine. De otra forma no tiene sentido.

Por favor, ¿cuéntanos tu chiste favorito?
Soy malísimo para eso. Mi hijo tuvo una etapa en la que leía libros de chistes en la mesa pero no creo recordar ninguno. Espera, «¿qué nombre le pones a un pez con tres ojos?» [How do you call a fish with three eyes?]

No sé
un «peeez» [A fiiish – I = eye]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.