Thom y Ed conversan con AV Club

El domingo, miles de personas seguían acercándose al predio mientras ustedes ya iban por el último bis, solo para escuchar un par de canciones. ¿Les sorprende tener fans tan dedicados?
TY: Llegar al lugar requería mucho empeño; fue un caos. Sabíamos lo que pasaba, pero estuvimos en el predio todo el día. No nos enteramos de la magnitud del problema hasta después del show, cuando nos dijeron que la policía estaba como loca, pero nosotros estábamos empeñados en hacerlo.
EOB: Son las primeras fechas de la gira; creo que era el quinto show, y cuando comienzas la gira es como si salieras del exilio. Nos llena de humildad que la gente esté viniendo y mostrando su lealtad. Al comienzo de la gira, nunca puedes predecir cómo saldrá todo, o como recibirá el público lo que hacemos. Es sorprendente.

¿Cuál es el estado mental de la banda cuando vuelven a la gira?
TY: Esta vez estábamos mejor organizados. Pasamos mucho tiempo en el estudio, haciendo refacciones para poder ensayar ahí. Fue divertido. Pasamos mucho tiempo tocando juntos por meses, casi todos los días excepto los fines de semana. Nos sentíamos considerablemente más preparados que de costumbre. Normalmente, haces un montón de cosas y de repente sales de gira, y no hay tiempo de hacerte a la idea. Algo que me resulta interesante en esta gira a mi es que se siente como un período finito. Sabemos que finalizará. Sabemos que no es tan larga. Estamos tratando de engancharnos. Espero no nos aburramos antes de terminarlo.

La banda parece aburrirse rápidamente
TY: Lo principal es tener unas 60 canciones de las que podemos elegir. Eso hace que tu sangre fluya y evita que te aburras.
EOB: por ejemplo, no tocamos “There There” la otra noche. La habíamos tocado en los otros cuatro shows y comenzamos a sentir que [el show] se ponía lineal y aburrido. Entonces pensamos en cambiarla.
TY: Poder tocar los temas viejos tres o cuatro días y después poder decir “siguiente” es algo bueno. Por ejemplo, en los primeros shows de esta gira, no tocamos “Paranoid Android”. Es bueno poder dejar de lado cosas que no quieres tocar. No hay nada que debamos tocar obligadamente durante esta gira salvo las cosas nuevas, y es lo que preferimos tocar de todos modos. Todavía estamos tratando de encontrar nuestro camino en “Reckoner”; es complicado.

“Reckoner” hace que In Rainbows – como un álbum – se sienta como una transición.
TY: De cierta forma, es cierto. Pero Kid A ya fue una transición grande, ¿no?

Radiohead parece hacer muchos álbumes de transición
TY: Cuando haces un álbum, deberías hacer una transición.

Con “Reckoner” ¿intentaron llevar a la banda a otro lugar? Todo lo previo a esa canción se siente como parte de los álbumes anteriores, pero después de “Reckoner” es como si amaneciera, y todo suena calmo y moderado.
TY: Definitivamente es una de esas canciones para escuchar bien temprano a la mañana. No puedes escribir muchas cosas así hasta que tienes hijos. Es algo que pasó sin que lo decidamos, para ser honesto. Simplemente pasó. Cuando estoy metido en la onda de un álbum y siento que estoy comenzando a cubrir cierto terreno, eso me incentiva a escribir algo apropiado para el lugar donde estoy y a lo que apuntamos. “Reckoner” es ese tema.

Si “Reckoner” es a lo que apuntaban, la banda debe haber tenido otra idea para el álbum.
EOB: No teníamos una idea; pero hablamos de hacer algo más despojado.
TY: con más espacio.
EOB: “Videotape” es el mejor ejemplo. Hemos tenido tendencia a apilar capas y llenar todos los espacios. No puedo evitar sentir que es algo que no nos benefició. Simplemente apilábamos capas. Si piensas en la esencia de una gran canción, tienes voces geniales, con letras hermosas y una melodía genial y algo sobre lo que eso se apoya. Después de Hail to the Thief, fue muy lindo escuchar The Eraser de Thom. Tenés las voces hermosas al frente, en tu cara, no en el fondo de la mezcla, tapada por todas las melodías y demás. Algo que decidimos fue conservar eso.

Hail to the Thief tenía elementos apilados, pero sonaba como si el álbum venía de eso. La música, el arte de tapa, e inclusive el título en In Rainbows sugieren que este álbum viene de otro lado.
TY: El título Hail to the Thief se impuso a todo lo que sucedía, como un escape de ira. Hay mucha ira en es e álbum; hay muy poca en In Rainbows. No está politizado, o al menos yo no lo siento así. Más que nada explora lo transitorio. Comienza en un lugar y termina en otro completamente diferente. Es la única manera en la que pudimos acomodarlo, pero terminó siendo lo diametralmente opuesto. La primera parte es muy cruda, muy agitada. Aunque está “Nude”, lo que dicen las letras es bastante retorcido, sucio. Después de un rato, todo se calma y lo expulsas de tu sistema. Te sientes mejor; hay un ambiente de alegría. En lo que respecta al arte de tapa, las imágenes de la web de la NASA influyeron mucho. Tienen una biblioteca de cosas en linea, y se parecía a lo que Stanley Donwood estaba probando hacer, con cera. Era un experimento, pero te daba la sensación de liberación, de dejar ir.
EOB: Stanley siempre está en el estudio cuando trabajamos

¿Eso es algo planeado?
EOB: Está ya sea en un cuarto al lado o en un entrepiso, o en el cobertizo al final del patio. Siempre está cerca y lo necesitamos en el proceso creativo. No solo para el arte de tapa sino porque viene y nos dice “no sé nada de música pero eso era una maravilla!”. Simplemente estando ahí, absorbe de la música. Escucha las cosas como nosotros, repetidas una y otra vez. Lo atraviesa y lo que siente – la atmósfera – se representa en el arte. Es un receptáculo de eso, y es genial.
TY: A veces hay épocas difíciles en el estudio, pero la mayor parte del tiempo nos divertimos mucho. Muchas veces, cuando estamos haciendo el arte de tapa y cosas, hay como un elemento de comedia en eso – ¡le he estado tirando cera a los pedazos de papel! No es exactamente la ética punk, pero siempre nos divertimos mucho.
EOB: En los últimos álbumes, Stanley comenzó con imágenes eróticas
TY: Cierto. Sus topiarios eróticos
EOB: Paisajes eróticos.

Tienes que buscar bien para encontrar paisajes eróticos.
TY: No no, para nada. Te podría contar mucho sobre eso. Me llevaría varios días

Dices que In Rainbows no está politizado, pero la sensación de transición parece reflejar la sensación de cambio político en este país [Estados Unidos]
TY: Hay un cierto tipo de vida, una forma de ser, que de una forma u otra está llegando a su fin. Con suerte, algo bueno vendrá o quizá no sea nada. Mucho de lo que hay de fondo en esto es el tema ambiental. No quería poner eso en la música, pero está siempre ahí, en mi inconsciente.

Has estado haciendo mucho en nombre de causas ambientalistas en los últimos años, al punto de pedirles a los fans que busquen medios amigables con el ambiente para trasladarse a los conciertos. ¿Dónde encuentras el punto medio entre trabajar para estas causas como individuos y convertirse en la cara mediática, al estilo de Bono? ¿Y cómo lo separan de la música?
TY: A veces, cuando tienes la chance de destinar tu trabajo – o usar cualquier fuerza colateral que tienes – para algo bueno, piensas que está bien hacerlo. No estás calificado para hacerlo, pero estaba cansado de escuchar a tanta gente sin credenciales decir que el calentamiento global no existe, y por eso pensé “pues, no estoy menos calificado que ellos, así que puedo hacerlo”. Generalmente, no es bueno involucrarse directamente con el sistema político a menos que estés preparado. Muchas de las organizaciones que quieres ayudar o representar son las que tienen que hablar con el gobierno a fin de cuentas, no vos. De muchas formas, oportunidades para sacarte una foto con un político y gente de ese ambiente no son más que oportunidades para desviar la atención. El funcionamiento de la política es algo deprimente. De absorbe, pero en cierto momento, tienes que alejarte. Tuve que hacerlo porque es como un agujero de energía oscura. Hay gente que dedicó su vida a vivir en ese agujero negro, pero yo no lo puedo hacer. No puedo entrar en eso. Se siente como cuando caminas en el agua; es una locura.
EOB: Tenemos poco tiempo para dedicarnos a hacer música, y es importante no sobrepasarnos de ese tiempo. Hacer música requiere mucho tiempo; requiere estar ahí por horas y hacer un esfuerzo. Cualquier cosa que interrumpa eso, interrumpe el flujo de la música. Lo correcto es pasar tiempo haciendo música y si te queda tiempo, lo dedicas a otra cosa.

Radiohead lleva casi 20 años de vida. Ahora que son adultos, tienen familias y eso ¿cómo afectó eso a su música?
TY: Es más difícil ahora tener tiempo para trabajar. Es difícil encontrar una razón para trabajar, y eso no es porque no necesitemos trabajar, sino porque te preguntas “¿más trabajo? Eso es para los jóvenes”. Pero no estoy de acuerdo con eso para nada. La música es música, y eso no tiene sentido. Lo opuesto es verdad. Tienes eso, pero también enfrentas cosas, como que ya no eres el centro de atención, sino que lo son tus hijos.
EOB: Algo que me gustó de terminar este álbum, desde lo temático, fueron las letras, que habían cambiado. Algo que me parece poderoso en este álbum es que las letras tienen un alcance perenne.
TY: son positivamente siempreverdes
EOB: Es algo muy humano. La música, al final del día, consiste en comunicar algo – emociones, una sensación, un ritual de pasaje, donde estás en la vida. Este álbum hace eso. No es algo escrito por alguien desde una posición privilegiada. Es algo que todos pueden experimentar.

¿Hubo un humor diferente desde el comienzo?
EOB: Lo primero que escuché en los ensayos fue a Thom tocar “House of Cards” y pensé “¡interesante!”. Es poderosa y podía identificarme en ella.
TY: Es curioso, porque cuando escribo letras y las uso en un ensayo, la gente me dice “me gusta esa linea, y esta otra” y eso, y usualmente son las lineas que estoy a punto de desechar. Jonny Greenwood es bueno haciendo eso. Estaba escribiendo una canción el otro día y hay una linea sobre voces en cámaras de ecos y estaba a punto de borrarla cuando me dice Jonny que es la línea que le gusta. Lo mismo pasó con “Bodysnatchers”; está la linea “¿Se ha apagado la luz para vos? Porque s apagó para mi”. No estaba seguro de esa. Cuando la gente responde positivamente, la dejo.

¿Ha surgido material nuevo al tocar juntos para esta gira?
TY: Pasamos tiempo con los demás; eso es una novedad. No nos vemos mucho cuando no estamos haciendo esto.
EOB: Es lo bueno de hacer esto – podemos pasar tiempo juntos, socializar.
TY: Jonny y yo pasamos bastante tiempo volviendo sobre cosas a medio terminar y forzándonos a terminarlas para poder pasárselas a los demás. Me está gustando hacer eso – este tema, “Slave” que le mostré a Ed.
EOB: cierto. Es bueno
TY: Se lo mandaré a Nigel esta noche para que lo mezcle. Honestamente, podría pasarme todo el día haciendo eso, pero como estás en lugares donde no venís siempre, querés salir. No querés pasar todo el día en el hotel; se pone pesado. Es más de lo que puedo soportar. A fin de cuentas, cuando hayamos terminado la gira, probablemente piense “debería haber dedicado todos los días a terminar cosas”.
EOB: Ha terminado bastante material, siendo sincero.
TY: Lo estoy intentando. Termino lo que quiero terminar.

Parece que los fans no tendrán que esperar otros cuatro años para el próximo álbum
TY: Tratamos de mantener la inercia. Muchas veces, si parás por mucho tiempo, se pierde eso y no tienes de que agarrarte para impulsarte. Hemos tenido una respuesta positiva a esto. Somos humanos; perdemos la confianza muy rápido. Es lindo recuperarla. Es la mayor influencia actualmente, tener un poco de confianza para variar.

Texto original por David Mincher. Publicado por AV Club, el 01 de Julio de 2008.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.